viernes, 13 de mayo de 2011

Marco Legal para la Proteción del Niño y la Familia

Se presenta un marco breve acerca del marco jurídico, que se ha construido para definir establecer y proteger derechos del hombre, del niño y la familia.
El marco legal es muy importante para el psicólogo educativo, educadores y otros profesionales que se interesen por la educación, quienes en su labor están atentos al cumplimiento de responsabilidades encomendadas a instituciones civiles y oficiales en materia de derechos humanos, protección del menor, presencia de violencia intrafamiliar, etc.
Good y Brophy (1996) plantean que la sociedad obliga al infante a hacer ajustes para adaptarse a ella mediante procesos de socialización; y que la forma como se realicen definirá los principales atributos psicológicos de las personas en su vida adulta. Por tal motivo, esos procesos tienen una relación muy cercana con el desarrollo personal, moral y social de los individuos. Muchos de estos principios se inician y se fortalecen en la familia.
En materia de derechos pueden distinguirse entre los que atañen a la existencia misma de la persona y aquellos otros que tienen que ver con su protección y seguridad, a la vida política, social y jurídica o de tipo económico.
Los derechos humanos, concebidos como tales, se establecieron en el derecho internacional a partir de la Segunda Guerra Mundial. Desde entonces se han elaborado numerosos documentos destinados a señalarlos para propiciar su protección, declarando su importancia y también para enfatizar la necesidad de respetarlos y cumplirlos.



Entre los acuerdos pioneros se encuentra la propuesta de Ginebra, Suiza, que fue ratificada, suscrita y ampliada en 1959, a nivel internacional, aunque ya en 1948 la Organización de las Naciones Unidas había acogido la preocupación generalizada acerca de los derechos humanos fundamentalmente, mediante la promulgación de la declaración Universal de Derechos Humanos y plasmo libertades que deberían protegerse en cualquier parte del planeta. En 1959 hizo algo similar con los derechos de los niños, para evitar el maltrato y la injusticia y con algunos derechos de las mujeres, por ejemplo acerca del derecho al voto (en México este derecho se reconoció hasta 1953).
Actualmente el campo legal es muy amplio y diverso, ya que es difícil encontrar algún aspecto que no este cubierto por la normalidad o por tratados internacionales o convenciones que aportan regulaciones, que van de lo más general a lo más específico y concreto, afectando así los ámbitos de los derechos y las obligaciones tanto personales y familiares, como los de las comunidades y la sociedad. A si mismo la omisión o violación de cualquiera de ellos se reflejará en la marcha de la sociedad y en la percepción que el individuo y la familia tengan en ella, en el marco de los usos y las costumbres, valores creencias, cogniciones, sentimientos y conductas, tanto personales como públicas, acerca de la justicia, la igualdad y la impunidad, etc.

Referencia Bibliografica
Good, L. y J. Brophy (1996). Psicologia educativa. México: McGraw-hill.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada